Este material nos fue obsequiado por el "Club de animales felices", entidad que cumple una labor muy importante a nivel nacional.  Nos pareció importante compartir con ustedes su contenido.
       
¿Qué son las leyes y para qué sirven?
    En muchas ocasiones hablamos de la importancia que tienen las "leyes" para la protección de los animales.
     Sin embargo, las leyes nacionales o provinciales o las ordenanzas parecen a veces algo muy abstracto y alejado de las necesidades concretas de los animales.
     En este folleto veremos algunos ejemplos de cómo se aplican o para qué sirven las leyes.
     Veamos primero qué son las leyes.

Leyes y ordenanzas

     La Nación se rige por leyes nacionales.
     La Provincia se rige por leyes provinciales.
     La ciudad o municipio se rige por ordenanzas.
     Las leyes y ordenanzas conforman las normas jurídicas.

¿Quiénes dictan estas normas?

     El poder legislativo. 
     Las leyes nacionales son elaboradas por los Legisladores Nacionales y se sancionan en el Congreso de la Nación.  Estas normas rigen en todo el país.
     Las leyes provinciales son elaboradas por los Legisladores Provinciales y se sancionan en las Cámaras Legislativas de cada provincia donde se han sancionado.
     Las ordenanzas son elaboradas por los Concejales y se sancionan en los Concejos Deliberantes de cada Municipio.  Estas normas rigen en todo el Municipio donde se han sancionado.

¿Quién debe ejecutar las normas?

     El Poder Ejecutivo.  Es decir:
     El gobierno nacional en el ámbito de la Nación.
     El gobierno provincial en el ámbito de la provincia.
     El gobierno comunal en el ámbito municipal.

¿Quién debe velar por el cumplimiento de una norma?

     El Poder Judicial.
     El no cumplimiento de una ordenanza o ley puede dar lugar a acciones ante la justicia.
     Esto vale tanto para el incumplimiento de una norma por parte de un ciudadano como por parte del poder ejecutivo.


Ejemplo A:
¿A un ave puede interesarle una ordenanza?
     Como ya dijimos las ciudades o municipios se rigen por ordenanzas.  Veamos entonces algunos ejemplos de cómo actuar en las ciudades.
     Caso 1: En una ciudad llamada "Los Gorriones" existe una ordenanza que prohibe la captura de pájaros.
     El incumplimiento de esa ordenanza por parte de los ciudadanos permitirá efectuar la denuncia para que la justicia actúe y esos ciudadanos sean Castigados.

     Caso 2: Supongamos ahora que para atraer turistas la Secretaría de Festejos de "Los Gorriones" tuviera la brillante idea de crear el Festival Municipal del Pájaro Nativo Enjaulado.
     Al igual que en el ejemplo anterior, podemos recurrir a la justicia, ya que hay una serie de individuos en este caso la Municipalidad, que no cumple con una ordenanza.

     Caso 3: Supongamos ahora que "Los Gorriones", ciudad famosa por sus bellos pájaros, carezca de normas que los protejan.  Los habitantes sensibles ven cómo sus pájaros son constantemente capturados sin que NADIE pueda hacer nada en contra ya que ninguna normativa sanciona este accionar.
     Esos habitantes sensibles, que casualmente pueden pertenecer a una entidad protectora, podrán acercarse a los concejales para hacerles llegar esta inquietud.
     La idea, en este caso, será elaborar una ORDENANZA para que en el futuro no se pueda capturar pájaros en "Los Gorriones".

     CONCLUSIÖN:  La normativa (ORDENANZA O LEY) es una herramienta.  Su sola existencia no va a impedir el delito pero nos proporcionará una herramienta para actuar cuando esto sea necesario.  La correcta aplicación de la ley, la sanción ejemplificadota sobre una conducta delictiva persuadirá al resto a actuar de acuerdo con la ley.

RESULTADO: A un ave, seguramente, le interesará una ordenanza.

Ejemplo B:
¿Qué tiene que ver una ley o una ordenanza con un perro?
     Las leyes no solo "castigan" conductas delictivas.  También señalan los pasos a seguir para poder vivir ordenadamente en una sociedad.
     Veamos un ejemplo:
     Caso 1: La antigua ciudad "Los Cuzquitos" contó en sus mejores épocas con una entidad protectora que se encargaba de cobijar a todos los perros necesitados.
     Poco a poco, la entidad se fue desintegrando.  Cuando el último de sus miembros se fue a vivir a Buenos Aires, los perros de "Los Cuzquitos" quedaron desprotegidos.
    Un día, la Municipalidad decidió juntar y matar a todos los perros callejeros porque "había demasiados".
     Un vecino memorioso recordó que la protectora solía realizar campañas de esterilización para evitar la proliferación de animales.  Se dirigió a la Municipalidad y propuso ese método para evitar la matanza.
     Los miembros de la Municipalidad de "Los Cuzquitos" recibieron muy bien la idea y pusieron en marcha un plan de esterilización.
     El vecino suspiró aliviado, pero no dejó de preguntarse ¿qué habría ocurrido si él no hubiera presentado esa alternativa?  ¿Qué pasará cuando no haya un vecino memorioso o funcionarios bien predispuestos?
     Por las dudas, se encaminó al Concejo Deliberante y planteó su inquietud frente a los concejales.
     Una ordenanza podrá en el futuro dictar las normas para el funcionamiento de la Municipalidad en este tema.

     Caso 2: Retomemos ahora el ejemplo desde el momento en que la Municipalidad decide salir a capturar y matar los perros callejeros.
     Un vecino se acerca a la Municipalidad y propone un plan de esterilización.  En la Municipalidad le responden: "No nos interesa"
     El vecino, que como dijimos, es muy memorioso, recuerda una vieja ordenanza que prohibe la matanza de animales como método de control de superpoblación de animales domésticos.
     Como la Municipalidad no quiere escuchar otra argumentación, el vecino recorre a la justicia ya que la Municipalidad no cumple con una ordenanza.

     CONCLUSIÓN: La normativa (ORDENANZA O LEY) es una herramienta.  Su sola existencia no va a lograr que los perros sea esterilizados, pero nos proporcionará una herramienta para actuar cuando esto sea necesario.
     Además, trabajar por la sanción de estas normas puede aportar una nueva metodología que, por ignorancia, no se utilizaba.

     RESULTADO: Una ley u ordenanza puede tener mucho que ver con un perro.