Adoptar a un animal adulto
       
Generalmente son adoptados cachorros de perros y gatos porque la gente piensa "que podrá educarlos mejor" o porque ese pequeño ser en nuestras manos resulta de una ternura incomparable.
       Pero, es muy importante reflexionar sobre la conveniencia de llevar a casa un animal adulto. Por ejemplo, en el caso de personas que viven en departamento o ámbitos pequeños o de amos que permanecerán muchas horas fuera del hogar o gente mayor.
       Además, un macho o hembra adultos, que además la A.P.A.A.A entrega esterilizados para evitar su procreación, pérdidas, etc., nos brindarán compañía y tanto cariño como un cachorro y ni hablar de su simpatía una vez que nos conozcan.
       El perro adulto, cuando conoce y se adapta y nos "adopta", se transforma en un guardián de nuestro hogar.
       Al no ser constantemente incontinente, como el cachorro, nos evita preocupación por mantener el aseo a cada rato ya que aguardará con paciencia el paseo con su amo (por lo menos tres veces al día) para hacer sus necesidades.
       No buscará para sus juegos "todo lo que encuentre" a su paso ni ejercerá las inconscientes actividades "destructivas" de los cachorros.        
       En suma, no demandará tanto de nuestro tiempo. Entonces, si en casa desean una compañía "de cuatro patas" pueden considerar la conveniencia de adoptar un animal adulto, el que quizás, alguna vez, fue un cachorro que vivió en un hogar y fue abandonado porque "molestaba" o simplemente porque "creció", como tantas veces sucede.
       Hay demasiados animales que necesitan hogar y el amor que nos brindará un animal no depende de su tamaño, edad, sexo o aspecto, ya que todo su vida -si reciben buenos tratos y nuestro cariño- nos retribuirán con el suyo.
       Quienes tenemos alguna experiencia en el tema lo podemos afirmar.