LITERATURA

Aquí ponemos a disposición de aquellos a quienes les interese, cuentos, narraciones, poesías y material literario que pueda ser de utilidad o del gusto de los visitantes.


Si querés remitir material para esta sección, hacelo a través de nuestro correo electrónico: apaaamdp@hotmail.com y lo incorporaremos.


 

MASCOTAS


Si puedes comenzar el día sin cafeína ni tranquilizantes
Si puedes comer, día tras día, la misma comida sin quejarte
Si puedes ser indiferente ante la subida del dólar a la baja de la bolsa
Si puedes entender cuando los demás están ocupados para atenderte
Si puedes permanecer sonriente mientras ignoras dolores o achaques
Si puedes aceptar cuando los demás te quitan cualquier cosa
Si puedes aceptar la crítica sin resentimientos
Si puedes enfrentar el mundo sin mentiras ni engaños
Si puedes calmar tu tensión sin requerir auxilio médico
Si puedes dormir tranquilamente a cualquier hora, en cualquier sitio
Si puedes relajarte al final del día sin requerir licor
Si disfrutas como nadie la caricia de una mano querida por tu cabellera

Entonces, casi seguro, TU......ERES UN PERRO!

 

 

PARA REFLEXIONAR


Enseñanza de vida

1º semana: hoy cumplí una semana de nacido! Que alegría haber llegado a este mundo!
1º mes: mi mamá me cuida muy bien. Es una mamá ejemplar.
2 meses: hoy me separaron de mi mamá, ella estaba muy inquieta, y con sus ojos me dijo adiós, esperando que mi nueva "familia humana" me cuidara tan bien como ella lo había hecho.
4 meses: he crecido rápido, todo me llama la atención. Hay varios niños en la casa que para mi son como mis hermanitos, somos muy inquietos, ellos me tiran de la cola y yo les muerdo jugando.
5 meses: hoy me regañaron. Mi dueña se molestó porque me hice pipí dentro de la casa, pero nunca me había dicho dónde debo hacerlo. Además duermo en la habitación ¡Ya no me aguantaba!
8 meses: soy un perro feliz. Tengo el calor de un hogar, me siento tan seguro, tan protegido. Creo que mi familia humana me quiere y me conciente mucho. Cuando están comiendo me convidan. El patio es para mi solito y me gusta escarbar como mis antepasados los lobos, cuando esconden la comida. Nunca me educan. Ha de estar bien todo lo que hago.
12 meses: hoy cumplo un año, soy un perro adulto, mis amos dicen que crecí más de lo que ellos pensaban.  Qué orgullosos deben estar de mí!!
13 meses: ¡Qué mal me sentí hoy! Mi hermanita me quitó la pelota. Yo nunca agarro sus juguetes. Así que se la quité. Pero mis mandíbulas se han hecho muy fuertes, así que
la lastimé sin querer.  Después del susto, me encadenaron sin poderme mover, al rayo del sol.  Decían que van a tenerme en observación y que soy ingrato. No entiendo nada de lo que pasa.
15 meses: Ya nada es igual, vivo en la azotea.  Me siento muy solo...mi familia ya no me quiere. A veces, se les olvida que tengo hambre y sed. Cuando llueve, no tengo techo que me cobije.
16 meses: Hoy me bajaron de la azotea. De seguro mi familia me perdonó. Yo me puse tan contento, que daba saltos de gusto. Pensé que me llevarían de paseo.  Fuimos hacia la carretera y de repente el auto se detuvo.  Abrieron la puerta y yo me bajé feliz, creyendo que hacíamos nuestro "día de campo".  No comprendo porqué me cerraron la puerta y se fueron. ¡Oigan, esperen, se olvidan de mí!! Corrí detrás del coche con todas mis fuerzas.  Mi angustia crecía al darme cuenta que ellos no se detendrían.  Me habían abandonado.
17 meses: He tratado en vano de buscar el camino de regreso a casa.  Me siento solo y estoy perdido.  En mi sendero hay gente de buen corazón que me ve con tristeza y me da algo de comer.  Yo les agradezco con mi mirada y desde el fondo de mi alma. Yo quisiera que me adoptaran y sería leal como ninguno.  Pero sólo dicen: ¡Pobre perrito, debe haberse perdido!
19 meses: Parece mentira, cuando estaba más bonito se compadecían más de mí.  Ahora estoy muy flaco, mi aspecto ha cambiado. Perdí un ojo y la gente más bien me saca a escobazos cuando pretendo echarme en una pequeña sombra.
20 meses: ¡Casi no puedo moverme!  Hoy al tratar de cruzar la calle uno me atropelló.  Me sentía en un sitio seguro al que llaman "banquina".  El dolor es terrible.  Me quebró la cadera. Mis patas traseras no responden y con dificultades me arrastré hasta un poco de hierba al costado del camino.
Llevo diez días bajo el sol, la lluvia, el frío, sin comer. Ya no me puedo mover.  El dolor es insoportable.  Me siento muy mal, quedé en un lugar húmedo y parece que hasta mi pelo se está cayendo.
Alguna gente pasa y ni me vé. Otros dicen:" no te acerques".  Ya casi estoy inconsciente, pero alguna fuerza extraña me hizo abrir los ojos.  La dulzura de una voz me hizo reaccionar: "pobre perrito, mira cómo te han dejado", decía.  Junto a ella venía un señor de bata blanca, empezó a tocarme y dijo: "Lo siento, señora, este perro ya no tiene remedio, es mejor que deje de sufrir.  A la gentil dama se le salieron las lágrimas y asintió.
Como pude moví el rabo y le agradecí me ayudara a descansar.
Sólo sentí el pinchazo de la inyección y me dormí para siempre, pensando en porqué tuve que nacer si nadie me quería.

¿Quién puede leer esto y no sentir que al menos una fibra de sentimiento se mueve en su interior?  Me imagino que sólo alguien que esté muerto en vida no sentirá nada.  Pero si todavía existe un hilo de vida en su corazón, y puede mirar para adentro y conectarse con la vida, entonces usted puede hacer algo por ellos.

La solución no es echar un perro a la calle, sino educarlo, con cariño y firmeza.  No convierta en problema una grata compañía.  La tenencia de animales debe ser responsable, castrando a las mascotas, para evitar que nazcan cachorros que no van a encontrar un hogar.
Ayude a abrir conciencia y así poder acabar con el problema de los perros callejeros.
Ayúdenos a crear un C.A.P. (Centro de Atención Primaria) porque ellos también tienen derecho a la SALUD.

 


 

 

"A mi perro"


Todo lo que diga: es poco
para elogiar a los perros...
¡¡¡Qué distinto sería el mundo
si "EL HOMBRE"...:Aprendiese de ellos...!!!

Llegará algún día a "amarnos"
Como el perro sabe hacerlo...
Sin intereses mezquinos...
Ni vanidad..
Ni dinero...
Ser "AMIGOS" de verdad
Espontáneos y sinceros
Desechando la mentira
¡Tan común, en estos tiempos...!
....................................................
Si te mirasen a vos
Y si imitasen tu ejemplo..
Habría muchos menos malos
¡¡¡Y serían más los buenos...!!!

No entenderás lo que escribo
pero..., yo sé lo que siento,
porque compartí a tu lado
la "dicha"...y el "sufrimiento"...
....................................................
En los momentos de "dicha"
Cuando "sobraba" dinero,
Tuve amigos....a montones...
¡Tantos...! Que ni los recuerdo...
....................................................
Y en  los momentos de "angustia"
De "dolor"..., de "sufrimiento"...
Los "amigos": se marcharon...
...!! solo quedó "MI PERRO",

Por eso..., siempre medito
Como digo en el comienzo

¡¡¡QUE DISTINTO SERÍA EL MUNDO,
SI EL HOMBRE...: APRENDIESE DE ELLOS...!!!
                                                                                       
                                                               Eduardo Cesar Viglietti

 

 

"A un perro"


No me interesa tu nombre...
Tu raza: no me interesa...
Te miro a vos. Miro al hombre,
y siento una gran tristeza...

Son tus ojos siempre dulces,
con esa rara belleza
que nace del corazón
y acrecienta la nobleza.

Nunca haces comparaciones
Ni te importa la riqueza...

A veces... ¿Sabés...? yo pienso
que DIOS te puso en la Tierra
como un símbolo de Amor
que los hombres no interpretan...
Decir que sos un "AMIGO"
sonaría como una ofensa...
"AMIGO": es una medida...
y al PERRO: le queda estrecha.!!!

Los cachorros vagabundos
(como criaturas huérfanas)
valoran más la ternura
...y pagan con mas nobleza...

TAN SOLO PEDIS CARIÑO
Y HAY GENTE QUE TE LO NIEGA.

No me interesa tu nombre...
Tu raza: no me interesa...
y..., si por un gran "milagro"
yo fuese un "perro cualquiera"
viviría con orgullo
y no lleno de vergüenza.


                       Eduardo Cesar Viglietti

 

 

 


Este fue un regalo que nos hicieron en las jornadas de plaza San Martín

 

"Por tu dolor"


Perrito cabizbajo
humilde y bueno
que recorre las calles
con desconsuelo.

Con tu mirada triste
nos vas diciendo
"Estoy perdido y solo
busco a mi dueño"

Sentimos que la angustia
marca tu paso,
vas buscando en los rostros
el de tu amo.

Eres noble y leal
fiel compañero
siempre atento y brindando
tu amor sincero.

¿Por qué estas en la calle
solo y hambriento,
expuesto a los castigos
y sufrimientos?

¿Te alejaste sin rumbo
en algún momento,
o es que tu amo ha perdido
los sentimientos?

Perrito no te rindas
alza tu pena,
Dios pondrá en tu camino
personas buenas.

Ellas te cubrirán
con tibio manto,
actitud que distingue
al ser humano.

Animal noble y bueno
por tu dolor,
una lágrima brota
en mi corazón.

 

 

 

CARTA DE UN AMIGO TRISTE


-Querido patrón:
                ¿Querido?...bueno...si, querido (aunque "patrón"...en fin...). desde hace uno días ando dando vueltas y vueltas...salvándome por casualidad de algunas ruedas ...algunos palos...algunos zapatazos...de algunos lazos...
"En realidad usted estaba en su derecho. Me dio el pasaporte...y punto! Me la tengo que aguantar...pero que método eligió, viejo!...cómo se le ocurrió eso de tirarme la pelotita desde el coche y cuando salí a buscársela...aceleró y desapareció...¿¡sabe cuanto corrí!? ¡Pero no pude! ¡ y yo que creí que íbamos de paseo!
"No se imagina cómo me derrito cuando veo un auto parecido al nuestro y me confundo creyendo que se arrepintió..."
"Si por ahí...se le ocurre...digo...esté atento porque ando medio cambiado...¿sabe? cuando vagamos, los perros tomamos otro aspecto...andamos algo opacos...y con dolor a miseria... ¡Mire bien por favor! El perro vagabundo es un ser incompleto que se arrastra por la vida buscando al amo que se perdió en un recodo del cariño...
"Patrón!... se olvidó de aquello: pensó abandonar a su perro..mírelo a los ojos!...
"Bueno patrón...(ahora lo dejo yo...que tal?...y bueh...llego el desquite...¿no?) me están echando también del correo...
P.D.: si los chicos me extrañan...mejor dígales que me escapé...no vaya a ser que se enteren de la verdad y por ahí no se lo quieran perdonar en toda la vida.

Los animales esperan...

 

 

 

LOS 10 RUEGOS DE UN PERRO (dirigidos a su amo)


1. Mi vida dura de 10 a 15 años. Cada separación de ti para mí es un sufrimiento. Piénsalo bien antes de adquirirme.
2. Dame tiempo para comprender lo que quieres de mi.
3. Infúndeme confianza; vivo en ella.
4. No te enojes demasiado conmigo y no me encierres como castigo. Tu tienes tu trabajo, tus diversiones, tus amigos; yo sólo te tengo a ti.
5. Habla conmigo de vez en cuando.
6. Aprende a tratarme como es debido: yo nunca lo olvido.
7. Antes de pegarme piensa que mis mandíbulas podrían destrozar fácilmente lo huesecillos de tus manos y sin embargo, no hago uso de ellas.
8. Antes de que me taches de "inútil", "testarudo" o "perezoso" cuando me pides que haga algo, piensa que ha podido hacerme daño la comida, o que he estado demasiado rato al sol, o que mi corazón esta cansado.
9. Ocúpate de mi cuando llegue a viejo, también tu lo serás algún día.
10. Quiero que estés a mi lado cuando llegue ese difícil trance. No digas nunca "no puedo resistirlo" o "que suceda cuando yo no esté presente". Todo resultará mas fácil si estás conmigo.


 

 

 

CARTA DE UN CACHORRO


Estimado señor: cómo poder explicar lo que aún no comprendo. Cómo poder entender un mundo al que siento que no pertenezco. Desde que nací sólo conozco el sufrimiento de no tener un techo, una familia que me quiera, un lugar calentito porque afuera hace mucho frío por las noches y ahora también por las mañanas y además llueve y me mojo y tengo hambre y lloro en silencio desde hace dos meses, cuando me separaron de mi mamá.
Nunca olvidaré el día de la despedida cuando ella me dijo: hijo, cachorro mío, sé siempre obediente, alegre y agradecido. ¡Dios pondrá en tu camino una buena familia que te adopte!
Desde este día me prometí ser obediente, alegre y agradecido, por eso brinco con mis ojitos color miel dorado, saltones y maravillosos a todos los seres humanos. Quiero demostrar con ternura y calidez que aquí abajo, cerca del suelo, estoy yo, un ser pequeño al que aun no le crecen los dientes, un cachorro como me decía mi mama, rubio, dorado como el sol, de hocico marrón y piel rosa como todos los bebes cachorros, un ser inquieto con mirada desesperada que busca un hogar donde me quieran, donde podamos compartir los buenos y malos momentos en familia. Soy joven y amo la vida, pero no quiero seguir día tras día deambulando por la calle. Quiero que Dios me de una oportunidad como dijo mi mami, quiero un nombre como los demás perritos que veo  pasar por la vereda.
Sabés, aunque me gusta la libertad, el barro es frío y sé,  por mi mamá,  que con el tiempo duelen los huesos y el alma. ¿Vos podés ayudarme a conseguir una familia que me respete? Yo sí quiero y te prometo aprender a ser bueno, obediente y agradecido pero también a brindar amor y alegría. Eso me lo enseño mi mama y mis hermanos que ya no se dónde están.
La familia que me ayuda ahora no me puede tener porque posee cuatro perros grandes; eso sí lo  entiendo. Es la primera vez que alguien miró hacia abajo y me rescató hasta que me encuentren una verdadera familia.
Espero leas mi carta y que alguna persona, no importa la edad, llame.

 

 

 

CARTA ABIERTA DE UN PERRO A SU DUEÑO


Ahora eres mi amo y sólo te pido amor. Has decidido hacerte responsable de mí y me siento agradecido por tu determinación.
Existirá entre ambos un secreto pacto de confianza que jamás será quebrado de mi parte.
Deberás comprenderme por algún tiempo, acabo de separarme de mi madre y de mis hermanos. Me notarás un poco desorientado, inquieto y algunas noches me verás llorar...Si, los extraño. Compréndeme, yo te comprenderé luego por muchos años.
Seré tu mejor amigo, entenderé tus cambios de humor, tus alegrías, tus días buenos y tus días malos, estaré a tu lado acompañándote en tu soledad y en tu tristeza...y te trataré siempre con el mismo amor, con la misma lealtad.
Lameré la mano con que me castigues porque mi capacidad de perdón es infinita. Pero no me castigues, desconozco los detalles que puedan irritarte y deseo complacerte en todo, deseo que te sientas orgulloso de mi cuando me veas echado a tus pies, cuando camine a tu lado por la calle como una sombra fiel.
Quiero responder a ese ideal de perro que tanto anhelaba, pero depende de ti, seré reflejo de tu modo de educarme y de tratarme. Ayúdame a no defraudarte. Si me tratas con violencia seré agresivo... háblame, entiendo cada una de sus palabras, aunque no te conteste, te entiendo...sé que eres una buena persona... ¿Qué piensas tu de aquellos que no aman a los animales? Estoy seguro que me cuidarás con mucho amor. Eres mi amo. Poco a poco nos haremos grandes amigos, nos conoceremos y nos respetaremos por igual. Mira... cuando el primer hombre apareció sobre la tierra el resto de los animales creían que era otro animal, sin embargo tenia "alma".
Medita sobre esto, el hombre manifiesta su alma a través del lenguaje, otros a través de nuestros actos. Nunca olvides mi amo que a mi manera, te amo.
Durante mas de diez años estaré junto a ti, creceremos juntos, compartiremos tantas y tantas cosas. Y el día que me vaya a vivir a alguna estrella mira al cielo con frecuencia porque siempre estaré mirando.  Pero deseo decirte algo: no dejes mi cucha vacía.

Ahora bien, no pensemos en ese día, hazme una caricia y juega un ratito conmigo...tenemos muchos años por delante para hacernos felices.

TU PERRO.


 

 

 

Hoy hablo yo, "EL PERRO SIN DUEÑO"


       Eso es, el perrito sin dueño, ese es el castigo o el pecado, la cruz que llevamos por no tener un hogar ¿Acaso me pasa eso por ser el fiel amigo del hombre? ¿Tengo yo la culpa de que me abandonen sin piedad y tener que pasar frío, hambre y maltratos?
       NO SOMOS CIMARRONES. Somos apenas perritos sin hogar. No muerdo a nadie, no molesto a nadie, simplemente veo con cariño a la gente que vive donde yo estoy y les muevo la cola en señal de amistad, soy amigo de los niños, juego con ellos, los acompaño a la parada del colectivo cuando se van a la escuela o a trabajar y a la tarde de regreso los espero y me pongo feliz al verlos llegar. Todo esto lo hago con cariño y también en agradecimiento por usar un pedazo de tierra fría donde duermo pero listo para cuidar con mi ladrido por si viene algún desconocido.
       Una vez Dios me dijo - Te traigo al mundo porque el hombre  está solo y vos vas a cuidar del él y ser su fiel amigo! Pero hoy veo que mi vida peligra, "El Hombre" me quiere matar ¿Por qué? Tal vez en pago de mi movida de cola o tal vez porque cuido el lugar o solo me pregunto... ¿Por qué?

                       ¡No maltrates a los animales!
Son también criaturas de Dios y nuestros hermanos menores que no adquirirán la facultad de razonamiento abstracto.
Pero son amigos que necesitan nuestro cariño y de nuestra ayuda.
No les impongas cargas excesivas.
Aliméntalos bien.
Haz con estas criaturas de Dios que dependen de ti lo mismo que hicieron contigo los Ángeles del Cielo.


 

 

 

29 de abril DIA DEL ANIMAL


       El mejor amigo que tiene un hombre en este mundo puede volverse contra él...su hijo o hija, que él ha criado con amoroso cuidado, pueden ser desagradecidos. Aquellos que están mas cerca nuestro y que nos son mas queridos, aquellos a los que les confiamos nuestra felicidad y nuestro buen nombre, pueden traicionarnos en nuestra fe.
El dinero que un hombre tiene puede perderlo. La reputación puede ser sacrificada en un momento de acción impensada. La gente que está dispuesta a caer sobre rodillas para honrarnos cuando el éxito nos sonríe, puede ser la primera en tirar la piedra de la maldad cuando el fracaso nubla nuestras cabezas.
EL UNICO AMIGO ABSOLUTO Y DESINTERESADO QUE PUEDE TENER UN HOMBRE EN ESTE MUNDO EGOISTA, EL QUE NUNCA ES DESAGRADECIDO O TRAICIONERO, ES SU PERRO.
       El perro de un hombre está a su lado en la prosperidad y en la pobreza, en la salud y en la enfermedad. El dormirá en la fría tierra, donde sopla el viento y la nieve se arremolina implacable, sólo para poder estar al lado de su dueño. Besará la mano que no puede ofrecerle comida, cuidará las heridas y penas que el encuentro con la rudeza del mundo ocasione.
       Guardará el sueño de su pobre señor como su fuera príncipe. Cuando todos los demás nos abandonan, él permanece. Cuando la riqueza desaparece y la reputación se hace añicos, él es tan constante en su amor como el sol en su viaje por el cielo.
       Si el destino lleva a su señor a ser un proscrito en el mundo, sin amigos y sin hogar, el perro no pide otro privilegio que el de acompañarlo para defenderlo del peligro y pelear contra sus enemigos.
       Y cuando el último de todos los actos llega y la muerte se lleva a su amo y su cuerpo es tendido en la fría tierra, no importa si todos los amigos prosiguen su camino. Allí, junto a su tumba, encontraréis al noble perro, su cabeza entre las patas, sus ojos tristes pero abiertos, en alerta de vigilancia, fiel y leal aún en la muerte.

                                                               GEORGE GRAHAM WEST


 

 

 

DECÁLAGO PARA UN CAZADOR


1) AUNQUE LA LEY LO AUTORICE, NO MATE.
2) EL PLACER DE LA CAZA OBEDECE A UN INSTINTO ATÁVICO. LUCHE CONTRA ÉL.
3) EN LA ÉPOCA ACTUAL POCOS MATAN PARA COMER. LOS PREPARATIVOS PARA UNA PARTIDA DE CAZA SON YA MAS COSTOSOS QUE LAS PRESAS A OBTENER.
4) HAY CAZADORES QUE DICEN AMAR AL CAMPO Y A LA NATURALEZA. NO CREEMOS QUE LA MEJOR FORMA DE ACERCAMIENTO SEA A BALAZOS.
5) EL DESEO DE VER DESANGRAR LA PRESA SUELE SER DESGRACIADAMENTE, LA VERDADERA RAZÓN DEL ACTO VENATORIO.
6) LA ÚNICA FORMA HONESTA DE "DARLE OPORTUNIDAD AL ANIMAL" COMO DICEN LOS CAZADORES, SERÍA PROVEERLOS DE UN ARMA DE IDÉNTICO CALIBRE Y ENSEÑARLES A TIRAR.
7) NO ES POSIBLE ELIMINAR LA FAUNA Y LLAMARSE AL MISMO TIEMPO CONSERVACIONISTA. LA FALTA DE PRESAS PARA LA PRÁCTICA DE SU "DEPORTE" FAVORITO NO ALCANZA A CONTENER EL DEDO PUESTO EN EL GATILLO.
8) QUE HAYA OTRAS FORMAS DE DEPREDACIÓN COMO PLAGUICIDAS O CAZADORES FURTIVOS, NO ENGAÑA A LA CONCIENCIA.
9) LOS SERES SENSIBLES QUE DESEEN ACERCARSE A LA NATURALEZA ENCONTRARÁN AUXILIARES TALES COMO EL PRISMÁTICO, LA CÁMARA FOTOGRÁFICA, LA FILMADORA, ETC. PARA "CAZAR" SIN DESTRUIR.
10)  SI AMA LA VIDA NO PUEDE AMAR AL MISMO TIEMPO LA MUERTE.


ADELINO NAROSKY

 

 

 

EL PERRO COJO


Con una pata colgando,
despojo de una pedrada,
pasó el perro por mi lado,
un perro de pobre casta.
Uno de esos callejeros,
pobres de sangre y estampa.
Nacen en cualquier rincón,
de perras tristes y flacas,
destinados a comer
basuras de plaza en plaza.
Cuando pequeños, qué finos
y ágiles son en la infancia,
baloncitos de peluche,
tibios borlones de lana,
los miman, los acurrucan,
los sacan al sol, les cantan.
Cuando mayores, al tiempo
que ven que se fue la gracia,
los dejan a su ventura,
mendigos de casa en casa,
sus hambres por los rincones
y su sed sobre las charcas.
Qué tristes ojos que tienen,
que recóndita mirada
como si en ella pusieran
su dolor a media asta.
Y se mueren de tristeza
a la sombra de una tapia,
si es que un lazo no les da
una muerte anticipada.
Yo le llamo: psss, psss, psss.
Todo orejas asustadas,
todo hociquito curioso,
todo sed, hambre y nostalgia,
el perro escucha mi voz,
olfatea mis palabras
como esperando o temiendo
pan, caricias... o pedradas,
no en vano lleva marcado
un mal recuerdo en su pata.
Lo vuelvo a llamar: psss, psss.
Dócil a medias avanza
moviendo el rabo con miedo
y las orejitas gachas.
Chasco los dedos; le digo:
"ven aquí, no te hago nada,
vamos, vamos, ven aquí".
Y adiós la desconfianza.
Que ya se tiende a mis pies,
a tiernos aullidos habla,
ladra para hablar más fuerte,
salta, gira; gira, salta;
llora, ríe; ríe, llora;
lengua, orejas, ojos, patas
y el rabo es un incansable
abanico de palabras.
Es su alegría tan grande
que más que hablarme, me canta.
"¿Qué piedra te dejó cojo?
Sí, sí, sí, malhaya".
El perro me entiende; sabe
que maldigo la pedrada,
aquella pedrada dura
que le destrozó la pata
y él, con el rabo, me dice
que me agradece la lástima.
"Pero tú no te preocupes,
ya no ha de faltarte nada.
Yo también soy callejero,
aunque de distintas plazas
y a patita coja y triste
voy de jornada en jornada.
Las piedras que me tiraron
me dejaron coja el alma.
Entre basuras de tierra
tengo mi pan y mi almohada.
Vamos, pues, perrito mío,
vamos, anda que te anda,
con nuestra cojera a cuestas,
con nuestra tristeza en andas,
yo por mis calles oscuras,
tú por tus calles calladas,
tú la pedrada en el cuerpo,
yo la pedrada en el alma
y cuando mueras, amigo,
yo te enterraré en mi casa
bajo un letrero: "aquí yace
un amigo de mi infancia".
Y en el cielo de los perros,
pan tierno y carne mechada,
te regalará San Roque
una muleta de plata.
Compañeros, si los hay,
amigos donde los haya,
mi perro y yo por la vida:
pan pobre, rica compaña.


Era joven y era viejo;
por más que yo lo cuidaba,
el tiempo malo pasado
lo dejó medio sin alma.
Y fueron muchas las hambres,
mucho peso en sus tres patas
y una mañana, en el huerto,
debajo de mi ventana,
lo encontré tendido, frío,
como una piedra mojada,
un duro musgo de pelo,
con el rocío brillaba.
Ya estaba mi pobre perro
muerto de las cuatro patas.
Hacia el cielo de los perros
se fue, anda que te anda,
las orejas de relente
y el hociquillo de escarcha.
Portero y dueño del cielo
San Roque en la puerta estaba:
ortopédico de mimos,
cirujano de palabras,
bien surtido de intercambios
con que curar viejas taras.
"Para ti... un rabo de oro;
para ti... un ojo de ámbar;
tú... tus orejas de nieve;
tú... tus colmillos de escarcha.
Y tú, -mi perro reía-,
tú... tu muleta de plata".
Ahora ya sé por qué está
la noche agujereada:
¿Estrellas... luceros...? No,
es mi perro cuando anda...
con la muleta va haciendo
agujeritos de plata

Manuel Benítez Carrasco
Granada, 1922 - Granada, 1999